Review by Antonio AORLAND

http://megustaelaor.blogspot.com/2019/10/the-val-king-ocelot-fish-factory-2019.html

Cuando uno espera algo grande y se le ofrece algo como “King Ocelot” es inevitable esbozar una gran sonrisa. Cuando uno desea escuchar música de calidad, cuando desea escuchar una progresión musical sin miedo al abismo….recurre a The Val.  Cuando crees estar saturado y agotado mentalmente tras escuchar cientos de discos que te suenan igual, llega el Rey Ocelot y te abofetea la cara con todo su cariño para que disfrutes de algo que está al alcance de muy pocos. La magia que desprende The Val solo puede suceder cada cierto tiempo, no importa el tiempo que les lleve grabar un nuevo disco…..seguro que merece la pena la espera, como así ha sido y será.


Todos sabemos que por desgracia estamos acostumbrados a devorar literalmente discos que nos llegan a nuestras manos sin apenas esfuerzo. Nos gustan si…pero ¿ cuanto tiempo nos dura la ilusión? Poco, muy poco, hasta que llega un nuevo lanzamiento ofreciendo lo mismo por menos….. con The Val todo cambia, llegan para quedarse en tu reproductor por tiempo indefinido. Llevaré unas seis escuchas y en cada tema encuentro un matiz nuevo. Me encanta sentarme en mi sofá con mis auriculares de calidad para disfrutar de cada nota musical que se nos ofrece gracias a una producción concienzuda de la mano del maestro Alfonso Samos.  En pocos discos tan complejos musicalmente hablando podréis escuchar con tanta nitidez el bajo, el teclado…..los platillos…..la dulce voz de Gaby….esos solos de Alfonso….en fin, por fin música….silencio.


Mientras escribo estas lineas suena de fondo Inner Voice donde disfruto del trabajo de Tony Ortega e imagino al gran Alex Morell mover sus manos sobre el bajo sentando tranquilamente en una silla, con cara sonriente. Momentos tan mágicos que da terror describir, por miedo a no saber expresar todo lo que me trasmite.


Ahora recuerdo, han pasado temas maravillosos como Crying on the Bedroom Floor o la asombrosa Crazy World pero me detengo en uno de los temas que me ha hecho sonreír….disfrutar, soñar,…Symphony. Mis dedos me obligan a escribir que quizás sea una de las mejores composiciones que nunca jamás hayan grabado.  Pero vuelvo atrás y me detengo en High Heels, otro tema  sobresaliente que me hace recordar la maravillosa Johnny’s Got a Red Car de su mágico debut.


Lo bonito de todo esto es que he llegado al tema 8 sin pestañear y sin adelantar ningún tema. No suele suceder que escuches un disco del tirón en la época en la que vivimos. Mientras avanzas en la escucha algo te hará retroceder….Son of Mine…si…la balada por excelencia, tormenta perfecta de emociones que recorrerá tus entrañas y en la que querrás profundizar en ella leyendo el libreto para entender el significado de tanta emoción. The Val siempre ha contado con Gaby para transmitir todo lo que The Val quiere contarnos, es irrepetible e insustituible. 


Y si Son Of Mine conmueve, no digamos Wings for an Angel, donde sus dulces acordes medievales harán que añore tiempos mejores. Una balada para abrir tus alas y volar…otro de los momentos importantes de este King Ocelot.
Uno puede decir bien

alto que ha merecido la pena esperar estos años para disfrutar del regreso mas esperado. The Val ha vuelto y lo lo ha conseguido de nuevo. La pausa trae cosas maravillosas, el tiempo no siempre es perdido. Ahora solo queda que la audiencia que les adora les empuje a lo más alto y aquellos que aún crean en que la música es vida les de una oportunidad con sus oídos bien abiertos para adentrarse en una selva de donde les costará salir por el torbellino de emociones que les espera  nada más pulsar el play de su reproductor.


Agradecer a todos los integrantes de este gran proyecto su esfuerzo y cariño a la hora de crear este tercera maravilla llamada ” King Ocelot”. The Val han regresado con más garra que nunca. Atreveros a descubrir otra dimensión musical.

AORLAND SCORE: 9

Redactor: Antonio Aorland